Archivos para 30 enero 2007

Cocina para niños: Alfajorcitos de maizena

Esta es la receta original para hacer los exquisitos alfajorcitos de maizena que tanto disfrutamos en nuestra niñez.

———->|<———-

Ingredientes

  • Alfajorcitos de maizena1 2/3 tazas de harina (200 g,)
  • 2 ½ tazas de almidón de maíz Maizena® (300 g.)
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharaditas al ras de polvo de hornear
  • 200 g. de manteca
  • ¾ taza de azúcar (150 g,)
  • 3 yemas
  • 2 cucharadas de coñac
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita llena de ralladura de limón
  • dulce de leche, para rellenar
  • coco rallado en cant. suficiente

Preparación:

  • Batir la manteca con el azúcar hasta que esté cremoso.
  • Agregar las yemas de a una mezclando bien cada vez
  • Tamizar la harina, con el almidón de maíz Maizena®, el bicarbonato de soda y el polvo de hornear, y agregar a lo anterior alternando con el coñac.
  • Incorporar la esencia y ralladura de limón y mezclar bien formando una masa sin amasarla.
  • Dejarla descansar en la heladera 15 minutos.
  • Estirar de ½ cm de espesor en una mesa espolvoreada con harina y cortar medallones de 3 a 4 cm. De diámetro con un cortapasta redondo.
  • Colocar sobre una chapa sin enmantecar y cocinar en horno moderado durante 15 minutos.
  • Desmoldar, dejar enfriar y unir de a dos con dulce de leche y coco rallado en los costados.

Secretitos:

Es conveniente que la manteca esté a temperatura ambiente.
Si la masa no se uniera fácilmente añadirle 1 cucharada más de coñac.

Fuente: Maizena

Construcción de instrumentos con material descartable

Esta actividad le demostrará a usted y a sus niños cómo hacer instrumentos musicales con artículos reciclables que usted tenga por la casa.

Materiales

  • Latas de café
  • Latas de galletas
  • Cartones de huevos
  • Botellas de plástico vacías
  • Piedras chicas o arena o semillas para pájaros
  • Ligas elásticas
  • Cajas de cereal
  • Cucharas de madera o metal
  • Cinta adhesiva “masking tape” o “duct tape”

Qué hacer:

video-thumb-activity-271.jpg En los días y las semanas previas a esta actividad guarde los reciclables: las latas de café, los cartones para huevos, botellas de agua y otros tipos de materiales. Si están sucios, asegúrese de limpiarlos y enjuagarlos bien.

Una vez que haya recolectado materiales suficientes, arme un área con los reciclables donde los niños puedan tener acceso a todos los materiales y a la vez tengan espacio para trabajar en crear su propio instrumento.

Usted puede tomar una botella de plástico de ketchup vacía o una botella de salsa para ensaladas y colocar semillas para pájaros o piedras pequeñas en ella. Selle la parte superior con cinta adhesiva para crear un instrumento tipo sonaja o marimba.

También puede tomar una caja de paños vacía y colocar tres o cuatro ligas elásticas alrededor del agujero. Los niños pueden tocar las ligas elásticas como si fueran las cuerdas de una guitarra.

Usted puede crear un equipo de batería portátil. Tome varias latas de aluminio de diferentes tamaños y siga con un lápiz sus contornos sobre una caja de tamaño medio. Corte huecos en la caja para que las latas de aluminio encajen por una lado de la caja. Coloque las latas en los huecos, pero posiciónelas de manera que por lo menos cierta parte de la lata siga estando fuera de la caja. Fije las latas con cinta adhesiva “masking tape” o “duct tape”, para que las latas no se caigan. Las diversas latas producirán sonidos diferentes cuando el niño las golpee con una cuchara de madera o de metal. Ate una cuerda a los dos extremos de la caja para que el niño pueda marchar con su nueva batería de tambores.

Fuente: Los niños en su casa

Juego de cartas para chicos

Los juegos con cartas numéricas pueden ayudar a los niños a desarrollar estrategias para usar números en diferentes combinaciones al sumar, restar, multiplicar y dividir.

– Qué necesita

  • Un juego de cartas numéricas, 1-10 (puede hacer un juego usando papel grueso o fichas)
  • Lápiz y papel
  • Moneda

– Qué hacer

Aquí hay algunos juegos que usted y su niño pueden jugar con cartas numéricas:

  • Sándwich de números Con un niño pequeño, repase los números del 1 al 10. Asegúrese que él sepa el orden correcto de los números. Siéntese con él y baraje las cartas y luego colóquelas en dos grupos entre ustedes dos. Pida que saque dos cartas de la pila y las arregle en el orden correcto, por ejemplo si saca un 3 y un 6, debe dejar un espacio entre las dos cartas. Luego pida que saque una tercera carta. Pregúntele dónde debe ir para que quede en el orden correcto—¿en el medio? ¿Antes del 3? ¿Después del 6?
  • ¿Más o menos? Siéntese con un niño menor y coloque un juego de cartas barajadas entre ustedes. Tire una moneda al aire y pida que el niño adivine si va a caer en cara o cruz, para ver si el ganador de cada vuelta será la persona con la carta de mayor valor (cara) o menor valor (cruz). Luego cada uno saca una carta. Comparen las dos cartas para ver quién gana el turno. Sigan así con el resto de las cartas. Cuando su niño se sienta cómodo con este juego, cámbielo un poco. Divida las cartas igualmente entre los dos. Cada uno coloca las cartas boca abajo y las voltea una a la vez, al mismo tiempo que el otro jugador. Pida que el niño compare las cartas para ver si la suya es mayor o menor que la de él. Si su carta es mayor que la de usted, pregúntele por cuánto más es el valor. Si es menos, pregunte por cuánto menos. El jugador con el mayor o menor valor en su carta (dependiendo si la moneda cayó en cara o cruz) se queda con ambas cartas. El ganador del juego es el que acabe con más cartas cuando todas se hayan volteado.
  • Invéntate un número Este juego es para el niño mayor, y se puede jugar con otros miembros de la familia o con amigos. Cada jugador recibe una hoja de papel y un lápiz. Cada jugador recibe cuatro cartas numéricas que todos puedan ver. Explique que, utilizando las cuatro cartas y cualquier combinación de sumas, restas, multiplicación y división, cada jugador tiene que sacar la mayor cantidad de números que pueda en dos minutos. Los jugadores se ganan un punto por cada respuesta.

Fuente: Educacion inicial

Declaración de los derechos del niño

Nunca está de más conocer los derechos de los niños, para respetarlos y exigir su cumplimiento.

———– o ———–

Declaración de los Derechos del Niño
Proclamada por la Asamblea General en su resolución 1386 (XIV), de 20 de noviembre de 1959

PREAMBULO

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre y en la dignidad y el valor de la persona humana, y su determinación de promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad,

Considerando que las Naciones Unidas han proclamado en la Declaración Universal de Derechos Humanos que toda persona tiene todos los derechos y libertades enunciados en ella, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, opinión política o de cualquiera otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición,

Considerando que el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento,

Considerando que la necesidad de esa protección especial ha sido enunciada en la Declaración de Ginebra de 1924 sobre los Derechos del Niño y reconocida en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los convenios constitutivos de los organismos especializados y de las organizaciones internacionales que se interesan en el bienestar del niño,

Considerando que la humanidad debe al niño lo mejor que puede darle,

la Asamblea General proclama la presente Declaración de los Derechos del Niño a fin de que éste pueda tener una infancia feliz y gozar, en su propio bien y en bien de la sociedad, de los derechos y libertades que en ella se enuncian e insta a los padres, a los hombres y mujeres individualmente y a las organizaciones particulares, autoridades locales y gobiernos nacionales a que reconozcan esos derechos y luchen por su observancia con medidas legislativas y de otra índole adoptadas progresivamente en conformidad con los siguientes principios:

Principio 1

El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

Principio 2

El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño.

Principio 3

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.

Principio 4

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.

Principio 5

El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.

Principio 6

El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.

Principio 7

 

El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.

El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres.

El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Principio 8

El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.

Principio 9

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata.

No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

Principio 10

El niño debe ser protegido contra las práticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.

———– o ———–

Mafalda

También puedes leer el texto completo, los 54 artículos que componen la Convención sobre los Derechos del Niño.

Y ahora, ¿qué pasa?

Para niños entre las edades de 2 a 6 años

lector3.jpgLibros que contienen palabras o acciones que aparecen una y otra vez ayudan al niño a predecir lo que sucederá en el cuento. Estos se conocen como libros “predecibles.” Su niño quedará encantado al descubrir la trama del cuento en un libro predecible.

Qué necesita
Libros con palabras, frases, preguntas o rimas que se repiten muchas veces en el cuento

Qué hacer

  • Las primeras actividades en la siguiente lista funcionan bien con niños más pequeños. A medida que su niño vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten hacer más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las disfruten.
  • Lea libros predecibles con su niño. Enséñele a escuchar y decir las palabras que se repiten, como los nombres de los colores, números, letras y animales.
  • Escoja un cuento con frases repetidas, como este ejemplo de Caperucita Roja:
    Voz del Lobo Feroz: Acércate Caperucita.
    Caperucita Roja:
    Abuelita, ¿Por qué tienes los ojos tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para verte mejor!
    Caperucita Roja: Abuelita, ¿Por qué tienes las patas tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para abrazarte mejor!
    Caperucita Roja: Abuelita, ¿Por qué tienes los dientes tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para comerte mejor!
    Su niño se aprenderá las frases repetidas y se divertirá repitiéndolas con usted cada vez que aparecen en la historia. Muy pronto él va a ofrecer la frase antes que usted.
  • Lean libros que ofrecen pistas sobre lo que va a suceder. Estos libros tienen “ventanitas” para que el niño las levante y descubra una sorpresa, o las encuentre mirando a través de un agujerito, “leyendo” ciertos dibujos que representan palabras o buscando otras pistas. Emociónese con él mientras el niño se apura a descubrir qué sucederá en el cuento.
  • Cuando lean libros predecibles, pida que su niño le diga qué es lo que él piensa que va a suceder. Fíjese si menciona pistas basadas en dibujos o imágenes, o si menciona palabras o frases específicas o si está haciendo alguna conexión con algo que sucede en la vida real. Estas son destrezas importantes para un niño que está aprendiendo a leer.

Extraído del libro “Como ayudar a su hijo a ser un buen lector”

Cocina para niños: Merengues de coco

Ingredientes:

  • Claras 6
  • azúcar 15 cdas
  • coco rallado 4 cdas

Preparación:

  1. Batir las claras a nieve firme.
  2. Agregar el azúcar mientras se mueve suavemente con cuchara de madera.
  3. Añadir el coco rallado, siempre con movimientos envolventes.
  4. Colocar la preparación por cucharadas en placa enmantecada y enharinada.
  5. Cocinar en horno mínimo unos 50´.

Fuente: Recetas Teresita

Tan fácil como el abecedario

Para niños entre las edades de 2 a 6 años
Compartir el alfabeto con su niño le ayuda a empezar a reconocer las formas de las letras y relacionarlas con los sonidos del lenguaje hablado. Pronto él aprenderá la diferencia entre las letras individuales—cómo se ven y cómo suenan.

Qué necesita

  • Libros sobre el alfabeto
  • Letras magnéticas
  • Papel, lápices, crayones y marcadores
  • Pegamento y tijeras para niños

Qué hacer

  • heladera.jpg Las primeras actividades en la siguiente lista funcionan bien con niños más pequeños. A medida que su niño vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten hacer más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las disfrute.
  • Siéntese con su niño y escriba en letra de molde el nombre de él en un papel y vaya diciendo cada letra mientras la escribe. Haga un letrero con su nombre para la recámara o algún otro lugar especial en la casa. Ayúdelo a decorar su letrero con calcomanías o con dibujos.
  • Enséñele cantitos sobre el abecedario y jueguen jueguitos utilizando el abecedario. Hay libros sobre el alfabeto que contienen cantos y juegos que pueden aprender juntos. Busque videos educativos, DVDs, CDs y programas de televisión tales como “Entre los leones” que contienen actividades para aprenderse las letras. Siéntese a ver los programas con su niña y cante o participe en las actividades del programa.
  • Ponga imanes en forma de letras sobre su refrigerador o en alguna otra superficie metálica que no sea peligrosa. Pida que la niña nombre las letras mientras juega con ellas y que diga las palabras que está intentando deletrear.
  • No importa donde se encuentre con su niño, señale las letras individuales en letreros, carteleras, volantes, recipientes, libros y revistas. Cuando cumpla 3 o 4 años, pida que ella misma encuentre y nombre algunas letras.carteles.jpg
  • Cuando su niño cumpla 3 o 4 años, anímelo a deletrear y escribir su nombre. Para muchos niños sus nombres son las primeras palabras que aprenden a escribir. Al principio su niña quizás sólo use una o dos letras de su nombre (por ejemplo, Emiliano, a quien su familia lo conoce como Emi, sólo usa la letra M cuando “escribe” su nombre).
  • Haga un libro del abecedario con su niño que ya está en el jardín. Pídale que haga dibujos (le puede ayudar). Pueden recortar dibujos o fotografías de una revista o usar sus propias fotos. Peguen cada dibujo en su libro. Ayúdele a su niño a escribir debajo de la ilustración la letra que representa el objeto o persona en el dibujo (por ejemplo, B para el Burro, M de Mango).

Extraído del libro “Como ayudar a su hijo a ser un buen lector”