Archive for the 'Educación' Category

Adivinanzas

signosBuscando algunas adivinanzas para que mi hija lleve al colegio encontré Adivinancero, una página donde encontrarás cientos de adivinanzas clasificadas por temas, como alimentos, animales, cuerpo humano, etc.

También es muy interesante leer las características de las adivinanzas, que transcribo debajo:

Seguir leyendo ‘Adivinanzas’

Abecedarios para repasar

Esta es una recopilación de alfabetos encontrados en el blog paratuhijo.blogspot.com, para los que recién empiezan a escribir.

Letra_A.jpg Árbol.JPG.jpg Imagen1.png.jpg am_13228_819322_452315.jpg A-(arbol).jpg trazo-0.jpg Sem+Título-3.JPG.jpg Abecedario024.jpg alfabeto05_gif.jpg a_elmo.jpg

En los casos que corresponda, el password es: partuhijo.blogspot

Construcción de instrumentos con material descartable

Esta actividad le demostrará a usted y a sus niños cómo hacer instrumentos musicales con artículos reciclables que usted tenga por la casa.

Materiales

  • Latas de café
  • Latas de galletas
  • Cartones de huevos
  • Botellas de plástico vacías
  • Piedras chicas o arena o semillas para pájaros
  • Ligas elásticas
  • Cajas de cereal
  • Cucharas de madera o metal
  • Cinta adhesiva “masking tape” o “duct tape”

Qué hacer:

video-thumb-activity-271.jpg En los días y las semanas previas a esta actividad guarde los reciclables: las latas de café, los cartones para huevos, botellas de agua y otros tipos de materiales. Si están sucios, asegúrese de limpiarlos y enjuagarlos bien.

Una vez que haya recolectado materiales suficientes, arme un área con los reciclables donde los niños puedan tener acceso a todos los materiales y a la vez tengan espacio para trabajar en crear su propio instrumento.

Usted puede tomar una botella de plástico de ketchup vacía o una botella de salsa para ensaladas y colocar semillas para pájaros o piedras pequeñas en ella. Selle la parte superior con cinta adhesiva para crear un instrumento tipo sonaja o marimba.

También puede tomar una caja de paños vacía y colocar tres o cuatro ligas elásticas alrededor del agujero. Los niños pueden tocar las ligas elásticas como si fueran las cuerdas de una guitarra.

Usted puede crear un equipo de batería portátil. Tome varias latas de aluminio de diferentes tamaños y siga con un lápiz sus contornos sobre una caja de tamaño medio. Corte huecos en la caja para que las latas de aluminio encajen por una lado de la caja. Coloque las latas en los huecos, pero posiciónelas de manera que por lo menos cierta parte de la lata siga estando fuera de la caja. Fije las latas con cinta adhesiva “masking tape” o “duct tape”, para que las latas no se caigan. Las diversas latas producirán sonidos diferentes cuando el niño las golpee con una cuchara de madera o de metal. Ate una cuerda a los dos extremos de la caja para que el niño pueda marchar con su nueva batería de tambores.

Fuente: Los niños en su casa

Juego de cartas para chicos

Los juegos con cartas numéricas pueden ayudar a los niños a desarrollar estrategias para usar números en diferentes combinaciones al sumar, restar, multiplicar y dividir.

– Qué necesita

  • Un juego de cartas numéricas, 1-10 (puede hacer un juego usando papel grueso o fichas)
  • Lápiz y papel
  • Moneda

– Qué hacer

Aquí hay algunos juegos que usted y su niño pueden jugar con cartas numéricas:

  • Sándwich de números Con un niño pequeño, repase los números del 1 al 10. Asegúrese que él sepa el orden correcto de los números. Siéntese con él y baraje las cartas y luego colóquelas en dos grupos entre ustedes dos. Pida que saque dos cartas de la pila y las arregle en el orden correcto, por ejemplo si saca un 3 y un 6, debe dejar un espacio entre las dos cartas. Luego pida que saque una tercera carta. Pregúntele dónde debe ir para que quede en el orden correcto—¿en el medio? ¿Antes del 3? ¿Después del 6?
  • ¿Más o menos? Siéntese con un niño menor y coloque un juego de cartas barajadas entre ustedes. Tire una moneda al aire y pida que el niño adivine si va a caer en cara o cruz, para ver si el ganador de cada vuelta será la persona con la carta de mayor valor (cara) o menor valor (cruz). Luego cada uno saca una carta. Comparen las dos cartas para ver quién gana el turno. Sigan así con el resto de las cartas. Cuando su niño se sienta cómodo con este juego, cámbielo un poco. Divida las cartas igualmente entre los dos. Cada uno coloca las cartas boca abajo y las voltea una a la vez, al mismo tiempo que el otro jugador. Pida que el niño compare las cartas para ver si la suya es mayor o menor que la de él. Si su carta es mayor que la de usted, pregúntele por cuánto más es el valor. Si es menos, pregunte por cuánto menos. El jugador con el mayor o menor valor en su carta (dependiendo si la moneda cayó en cara o cruz) se queda con ambas cartas. El ganador del juego es el que acabe con más cartas cuando todas se hayan volteado.
  • Invéntate un número Este juego es para el niño mayor, y se puede jugar con otros miembros de la familia o con amigos. Cada jugador recibe una hoja de papel y un lápiz. Cada jugador recibe cuatro cartas numéricas que todos puedan ver. Explique que, utilizando las cuatro cartas y cualquier combinación de sumas, restas, multiplicación y división, cada jugador tiene que sacar la mayor cantidad de números que pueda en dos minutos. Los jugadores se ganan un punto por cada respuesta.

Fuente: Educacion inicial

Y ahora, ¿qué pasa?

Para niños entre las edades de 2 a 6 años

lector3.jpgLibros que contienen palabras o acciones que aparecen una y otra vez ayudan al niño a predecir lo que sucederá en el cuento. Estos se conocen como libros “predecibles.” Su niño quedará encantado al descubrir la trama del cuento en un libro predecible.

Qué necesita
Libros con palabras, frases, preguntas o rimas que se repiten muchas veces en el cuento

Qué hacer

  • Las primeras actividades en la siguiente lista funcionan bien con niños más pequeños. A medida que su niño vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten hacer más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las disfruten.
  • Lea libros predecibles con su niño. Enséñele a escuchar y decir las palabras que se repiten, como los nombres de los colores, números, letras y animales.
  • Escoja un cuento con frases repetidas, como este ejemplo de Caperucita Roja:
    Voz del Lobo Feroz: Acércate Caperucita.
    Caperucita Roja:
    Abuelita, ¿Por qué tienes los ojos tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para verte mejor!
    Caperucita Roja: Abuelita, ¿Por qué tienes las patas tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para abrazarte mejor!
    Caperucita Roja: Abuelita, ¿Por qué tienes los dientes tan grandes?
    Voz del Lobo Feroz: ¡Para comerte mejor!
    Su niño se aprenderá las frases repetidas y se divertirá repitiéndolas con usted cada vez que aparecen en la historia. Muy pronto él va a ofrecer la frase antes que usted.
  • Lean libros que ofrecen pistas sobre lo que va a suceder. Estos libros tienen “ventanitas” para que el niño las levante y descubra una sorpresa, o las encuentre mirando a través de un agujerito, “leyendo” ciertos dibujos que representan palabras o buscando otras pistas. Emociónese con él mientras el niño se apura a descubrir qué sucederá en el cuento.
  • Cuando lean libros predecibles, pida que su niño le diga qué es lo que él piensa que va a suceder. Fíjese si menciona pistas basadas en dibujos o imágenes, o si menciona palabras o frases específicas o si está haciendo alguna conexión con algo que sucede en la vida real. Estas son destrezas importantes para un niño que está aprendiendo a leer.

Extraído del libro “Como ayudar a su hijo a ser un buen lector”

Tan fácil como el abecedario

Para niños entre las edades de 2 a 6 años
Compartir el alfabeto con su niño le ayuda a empezar a reconocer las formas de las letras y relacionarlas con los sonidos del lenguaje hablado. Pronto él aprenderá la diferencia entre las letras individuales—cómo se ven y cómo suenan.

Qué necesita

  • Libros sobre el alfabeto
  • Letras magnéticas
  • Papel, lápices, crayones y marcadores
  • Pegamento y tijeras para niños

Qué hacer

  • heladera.jpg Las primeras actividades en la siguiente lista funcionan bien con niños más pequeños. A medida que su niño vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten hacer más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las disfrute.
  • Siéntese con su niño y escriba en letra de molde el nombre de él en un papel y vaya diciendo cada letra mientras la escribe. Haga un letrero con su nombre para la recámara o algún otro lugar especial en la casa. Ayúdelo a decorar su letrero con calcomanías o con dibujos.
  • Enséñele cantitos sobre el abecedario y jueguen jueguitos utilizando el abecedario. Hay libros sobre el alfabeto que contienen cantos y juegos que pueden aprender juntos. Busque videos educativos, DVDs, CDs y programas de televisión tales como “Entre los leones” que contienen actividades para aprenderse las letras. Siéntese a ver los programas con su niña y cante o participe en las actividades del programa.
  • Ponga imanes en forma de letras sobre su refrigerador o en alguna otra superficie metálica que no sea peligrosa. Pida que la niña nombre las letras mientras juega con ellas y que diga las palabras que está intentando deletrear.
  • No importa donde se encuentre con su niño, señale las letras individuales en letreros, carteleras, volantes, recipientes, libros y revistas. Cuando cumpla 3 o 4 años, pida que ella misma encuentre y nombre algunas letras.carteles.jpg
  • Cuando su niño cumpla 3 o 4 años, anímelo a deletrear y escribir su nombre. Para muchos niños sus nombres son las primeras palabras que aprenden a escribir. Al principio su niña quizás sólo use una o dos letras de su nombre (por ejemplo, Emiliano, a quien su familia lo conoce como Emi, sólo usa la letra M cuando “escribe” su nombre).
  • Haga un libro del abecedario con su niño que ya está en el jardín. Pídale que haga dibujos (le puede ayudar). Pueden recortar dibujos o fotografías de una revista o usar sus propias fotos. Peguen cada dibujo en su libro. Ayúdele a su niño a escribir debajo de la ilustración la letra que representa el objeto o persona en el dibujo (por ejemplo, B para el Burro, M de Mango).

Extraído del libro “Como ayudar a su hijo a ser un buen lector”

Cómo charlar con los niños

Para niños entre las edades de 1 a 6 años

Siga hablando con su niño así como lo hizo cuando era bebé. Las pláticas le ayudan a desarrollar destrezas de lenguaje y le hace saber que lo que dice es importante para usted.

Qué hacer
Las primeras actividades en la siguiente lista funcionan bien con niños más pequeños. A medida que su hijo vaya creciendo, las actividades al final de la lista le permiten hacer más. Sin embargo, siga realizando las primeras actividades en la lista mientras que las disfrute.

  • Hable frecuentemente con su niño. Mientras lo alimenta, lo baña, lo viste, pídale que nombre o halle varios objetos o prendas de vestir. Señale colores, tamaños y figuras.
  • Hable con su niño mientras leen juntos. Señale los dibujos y nombre lo que contienen. Cuando esté listo para hacerlo, pídale que lo haga el también. Pregúntele cuál es su parte favorita de un cuento y responda a sus preguntas sobre los eventos o personajes del cuento.
  • Enséñele a ser ayudante pidiéndole que encuentre objetos en la casa. Mientras cocina, dele ollas y cazuelas o cucharas de medir para que juegue con ellas. Pregúntele qué está haciendo y responda a sus preguntas.
  • charlar.jpg Cualquier cosa que hagan juntos, hable sobre ello con su niño. Mientras comen, salgan a una caminata, vayan a la tienda, visiten la biblioteca, hable con él. Esta y otras actividades le dan la oportunidad para plantear y responder a preguntas tales como, “¿Cuáles flores son rojas? ¿Cuáles con amarillas?” ¿Qué más hay en el jardín?” Rételo con preguntas que exijan más que una respuesta de un “sí” o un “no.”
  • Escuche con paciencia las preguntas de su niño y responda con la misma paciencia. Si usted no sabe la respuesta, dígale que juntos van a buscar la respuesta en un libro. El niño verá lo importante que son los libros como fuente confiable de información.
  • Pida que su niño le cuente un cuento. Después hágale preguntas, diciendo que usted necesita entender mejor.
  • Cuando sea capaz, pida que su niño le ayude en la cocina. Puede ayudarle a poner la mesa o a hornear galletitas. Un niño de primer grado puede disfrutar ser su ayudante al preparar una receta sencilla. Hablen sobre lo que están preparando de comer, qué ingredientes está usando y cuáles son sus comidas favoritas.
  • Pregúntese si la televisión está encendida demasiadas horas al día. Si lo está, ¡apáguenla y siéntense a conversar!

Extraído del libro “Como ayudar a su hijo a ser un buen lector”